¿De qué va A muxa honra?

De... lo que se me ocurre, que como veis es muy variado: cine, alguna noticia de actualidad, psicología de corte humanista, diseño, educación y, cómo no, reflexiones y PREGUNTAS.

En principio iba dirigido a adolescentes, pero no puedo competir con facebook y menos con twitter.

Siéntete libre de opinar... desde el respeto.

jueves, 22 de abril de 2010

Víctima de abusos en Malta.

Me parece recomendable escuchar -leer- otra voz, en este caso la de una víctima.
Para ello, copio y pego "trozos" de una noticia. Espero no incurrir en la ilegalidad...
La noticia procede de EWTN, que a su vez la copia de ACI.


El vaticanista italiano Andrea Tornielli entrevistó a Joseph Magro, de 38 años de edad, uno de las ocho víctimas de abusos cometidos por miembros del clero de Malta que se reunió con el Papa Benedicto XVI.
En la entrevista publicada en el diario Il Giornale, Magro explica algunos detalles del importante encuentro.

"Ya no tenía fe en los sacerdotes, ahora, luego de esta experiencia conmovedora que he tenido, he vuelto a esperar. Ustedes en Italia tienen un santo. ¿Se entiende? Tienen un santo", dijo emocionado refiriéndose al Papa Benedicto XVI.

Al explicar luego cómo fue el diálogo con el Santo Padre, Magro señala que "cuando le dije que me llamaba Josep, el Papa abrió mucho los ojos y dijo: '¡Joseph, como yo! Luego le pregunté: '¿Por qué el sacerdote me ha hecho esto, por qué ha abusado de mí?' Me contestó diciendo que reza por mí y hemos rezado juntos".

Seguidamente Joseph Magro cuenta que podía ver en Benedicto XVI "como experimentaba una gran pena. Se veía que estaba sufriendo conmigo. No quería hacerlo sufrir, no le contado de los abusos que sufrí, pero él ha llorado conmigo, sin haber tenido ninguna culpa en lo que me había sucedido".

"Tengo finalmente un poco de paz gracias a este encuentro".

1 comentario:

  1. Ayer vi un documental en Odisea sobre el perdón.
    Hablaba de cómo alguien se reconciliaba con la vida cuando alguien representativo simplemente le pedía perdón, sin excusas.
    Creo que eso es lo que ha hecho Benedicto XVI: pide perdón sin excusas.

    Casiopea

    ResponderEliminar

¡Comenta!

Se ha producido un error en este gadget.